Turkana material de pesca y los mejores plomos

Último programa de radio de dialdepesca.com

viernes, 6 de junio de 2008

Tras el lucio con Sagarra 68 (por Juan Urrutia)¡¡¡Y VÍDEO DEL EVENTO!!!!

¡¡¡¡¡NOVEDAD!!!! VIDEO URRUTIA DE SU BLOG http://www.lacoctelera.com/poralliresopla
con motivo de las 30.000 visitas de este excelente portal de pesca, en él aparecen fotos de Pedro, Raúl y José Luis en "plena faena" pesquera




Parece que al final nuestro amigo vasco Juan Urrutia no nos abandonó tras su reciente fichaje por la revista Pescamar, y rápido y presto nos ofrece otra de sus magníficas crónicas "sagarriles", en este caso sobre la pesca de los lucios con el pequeño pero mortífero Sagarra 68, el rey del río. Al final, Urrutia nos obsequia con un ¡¡¡VÍDEO SOBRE ESTE DÍA DE PESCA!!!!






"Tras el lucio con Sagarra"

Disfrutar de la pesca en un lugar así no tiene precio

En 1949, ICONA, autora de varios desastres naturales, como la práctica extinción del cangrejo autóctono, introdujo en nuestras aguas de forma experimental, y procedente de Francia, al lucio (Esox lucius). Hoy día se ha extendido por toda nuestra geografía causando estragos en las poblaciones de ciprínidos y salmónidos pero el daño ya está hecho, el esócido se ha convertido en uno más de los habitantes de nuestros ríos y embalses, su erradicación, después de sesenta años en nuestras aguas, resulta imposible, al igual que la recuperación de los ecosistemas alterados. Sólo nos queda, pues, disfrutar de su pesca y qué mejor manera de hacer esto último que con un Sagarra modelo 68, carrete con el que tantos lucios se pescaron


Texto y fotos: Juan Urrutia

Un comienzo difícil


Escudriñando las orillas en busca del esócido



El halcón y su presa

El pantano elegido para esta nueva aventura sagarril, el de Maroño, enclavado en el alavés valle de Ayala, está rodeado de robledales y otros bosques de árboles autóctonos.

La fauna que puebla la zona es abundante y diversa: jabalíes, corzos, tejones, vencejos, halcones, el majestuoso buitre leonado que desciende desde las cumbres de Sierra Sálvada, el lobo ibérico que se oculta en la citada sierra e incluso una pareja de águilas reales anidaba en la zona ha no mucho tiempo.

Fueron estos los motivos, unidos a un paisaje absolutamente único, que me llevaron hace más de doce años a encariñarme sin remedio con este bello enclave en el que, sin embargo, la pesca no es abundante ni de tamaño excepcional.

Para complicar más el asunto, las mejores zonas para la pesca del lucio son, en estas fechas, pobladas por bosques de inmensas plantas acuáticas que, si bien sirven de sustento y protección a las puestas de las preciosas carpas comunes del lugar, dificultan en extremo la pesca con artificiales.

Imposible en esta zona, sin duda, recurrir a mis queridas imitaciones de piscardo en madera de balsa que tantas alegrías me han dado, debía buscar las escasas réculas, cercanas a la cola del embalse, que estaban libres de población vegetal. .

Los señuelos


Fuera cual fuera el peso del señuelo y el estilo de recogida, el modelo 68 de Sagarra cumplió a la perfección.

No existe señuelo en el mundo que a un lucio no le parezca comestible. Depredador insaciable, ha llegado a provocar accidentes al confundir con peces el brillo de pulseras o colgantes de bañistas que no esperaban recibir el mordisco de un pez de más de cinco kilos y afilada dentición en aguas españolas.

Resulta, no obstante, exagerada la leyenda creada a su alrededor, no atacan al ser humano, salvo, como en los casos relatados, por mero error. La desmedida voracidad del esócido no debe confundirnos, aprende, y pronto identifica los señuelos más populares con peligro. Asimismo, determinados artificiales resultan más efectivos con peces pequeños-medianos y otros con los grandes.

Visto que, además de disfrutar de un relajado día de pesca, pretendía probar las bondades del modelo 68 de Sagarra, utilicé diversos peces artificiales de peso relativamente bajo y cuyo manejo se basa en dar cortos tirones de puntera, jerking lo llaman ahora, prueba de fuego para cualquier carrete a la hora de bobinar el hilo correctamente.

Después, con idea de asegurarme alguna captura, recurrí a cucharas ondulantes, tan apreciadas en el resto de Europa como injustamente desdeñadas en España. La posibilidad de utilizarlas muy lentamente unida a las vibraciones que producen y a la posibilidad de realizar lances largos, muy precisos, las convierte en un artificial que jamás debe faltar en la caja del pescador de lucios.

Sagarra 68

Una máquina perfecta para el lance ligero

Nos hayamos ante una máquina ideal para el lance ligero o, como es costumbre llamarlo ahora, spinning. Liviano, 330 gramos nada más, y con capacidad para 150 metros de nylon del 0,30 que lo convierten, junto con un ratio más elevado que el del resto de los Sagarra, 4,5 a 1, concretamente, en apto para infinidad de técnicas fluviales entre las que destaca la pesca con señuelos.

Paso a contaros mis impresiones durante esta jornada, la cual, dicho sea de paso, disfruté muchísimo. En primer lugar destacaría que, debido a la anchura de su bobina, las espiras son grandes al salir y rozan escasamente con el borde de la misma. Esto se traduce en largas distancias alcanzadas durante el lance.

Con mi caña de dos metros diez centímetros de longitud, fabricada en fibra de vidrio, como corresponde, y de 10-30 gramos de peso de lance, un sedal del 0,25 y una ondulante de 15 gramos, no exagero si digo que alcancé distancias superiores al los 25-30 metros sin excesivo esfuerzo. Esto, en lance ligero, son distancias muy considerables. Respecto a la recogida, punto flaco de los carretes antiguos cuando se les somete a constantes lances, fue sencillamente perfecta tanto con señuelos livianos, que tienden a destensar la línea y a producir enredos, como con los pesados. Además, el rodamiento a bolas que lleva integrado en el eje motor del pick up nos concede un confort durante la pesca bastante superior al de otros modelos de la marca.

Francamente fue un auténtico placer pescar con este Sagarra, su asa de cesta no falla nunca, no se cierra en el momento de lanzar e introduce, espira tras espira, el sedal con magnifica precisión en el carrete. El freno no tuvo más que una breve oportunidad de ponerse a prueba pero eso lo veréis más adelante.

La pesca

Modesta pieza para un gran carrete


Temible dentadura, su saliva anticoagulante nos hará sangrar durante un rato al
mínimo roce con estos afilados colmillos


Cuando os cuento mis experiencias con los carretes Sagarra, a menudo quisiera poder transmitiros lo que percibo en cada momento, transportaros a aquellos lugares que embelesan mis sentidos hasta el punto de distraerme completamente de la pesca. Desearía transportaros hasta ese camino tan sólo conocido por cabras y lobos, enseñaros la fronda, el ramaje apartándose a mi paso, el profundo aroma del barro húmedo, de los helechos y las flores regadas por fina lluvia de primavera.

Me gustaría mostraros esos tres patos que pasaron volando frente a mí despertando la glotonería de un majestuoso halcón que desplegó las alas pocos metros sobre mi cabeza regalándome la contemplación de su figura majestuosa, espléndida. Sin embargo, sólo poseo la palabra y unas pocas tomas fotográficas que no hacen justicia a cada instante vivido en la ribera.

Entremos en el quid de la cuestión, la pesca del lucio. En algunas zonas del pantano, donde suele encontrarse el voraz depredador, las carpas se cebaban ante la reproducción del tricóptero negro, un insecto volador que pone sus huevos en el agua y muere. Qué festín para el ciprínido. Saltaban las preciosas comunes de panza amarilla absolutamente eufóricas ante este regalo caído, nunca mejor dicho, del cielo. Sin embargo, esto era una mala señal para mí, cuando los corderos bailan es que el lobo está dormido. Y eso era lo que buscaba yo, un lobo de río.

Caminé por las orillas durante largo tiempo hasta encontrar un lugar, no muy querencioso pero que ya me había dado alguna captura, donde no se apreciaba ni un atisbo de actividad carpífera. No representaba una garantía pero era mi única esperanza. Si allí, entre las raíces de aquel árbol cuyo ramaje pendía sobre el agua, había un lucio, debía elegir bien el señuelo, no me brindaría muchas oportunidades esta jornada. Una copia francesa de la inefable ondulante Cobra fue la elección.

Me concentré como si tuviera la certeza de que allí se encontraba acechando un buen lucio, lancé con precisión y comencé una recogida extremadamente lenta. ¡Bingo! El señuelo se detuvo bruscamente, vi en la lejanía, brevemente, el cuerpo del lucio que pronto buscó refugio en la profundidad. No era muy grande, tampoco mi equipo muy potente, así que la pelea resultó emocionante. Aquel pez, que pesaría algo menos de kilo y medio, muy poco para un animal que puede llegar a pesar quince, se defendía con tal empeño que me hizo creer que se trataba de un ejemplar de bastante más envergadura.

Sacó un par de metros de hilo en la primera carrera, luego, sin llegar a hacer cantar al carrete, que demostró una estupenda capacidad de tracción, se mantuvo unos instantes en el fondo sin que pudiera moverlo de allí. Esto fue lo que me hizo creer que al otro extremo de la línea se hallaba un pez bastante respetable.

Sin embargo, a pesar de ser una captura modesta, la ilusión por pescarlo con un flamante Sagarra 68, obsequio de mi buen amigo Pedro de la Sen, fue suficiente, junto con la naturaleza exuberante que me rodeaba para convertir un lluvioso sábado de primavera en uno de los días de pesca más satisfactorios en lo que va de temporada. En otras palabras, me divertí, disfruté de la pesca y regresé a casa pletórico, deseoso de compartir mi experiencia con vosotros.

Así terminó mi primer día de pesca con el Sagarra 68. Reconozco que, a pesar de la modestia de la captura, la satisfacción fue grande por haber sabido vencer las múltiples dificultades pertrechado, además, con tan buena máquina.


PODÉIS VER EL VÍDEO DE ESTA JORNADA

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Juan:

Buenas tardes y enhorabuena.

El artículo extraordinario, asi como el video. Con eso de la "profesionalización" como periodista sagarrista, ya veo que tienes que hilar más fino, y donde antes ya eras bueno, ahora eres superior. Y que conste que no es peloteo, estoy escribiendo según me salen las frases.

Y en el futuro cuentanos más.

Un abrazo fuerte. Enrique Barona

Anónimo dijo...

Juan, has dado justo donde más me gusta el 68 ,se lo dije un dia a Pedro de la Sen y a Rafael Edo haciendo un comentario sobre los Sagarra.
Estimado amigo eso si es una maquina perfecta, no te imaginas aqui en Galicia ir al Rio Eume (Pontedeume-A Coruña) y pescar con el un Reo, es otro mundo que no tengo espacio en pagina para decirlo , pues las sensaciones y emociones son dificiles de describir.
Un abrado de Suso Bahamonde,
Santiago donde la lluvia es arte

Anónimo dijo...

Gracias, compañeros sagarristas. Me alegro de haberos hecho pasar un rato agradable con el relato de mis "fechorías" piscatorias. Siempre es un placer compartir con vosotros estos momentos fantásticos vividos a pie de río, mar o pantano. Espero que la próxima vez sea con capturas de más porte.

Un fuerte abrazo.

Juan Urrutia

Anónimo dijo...

Hola urrutia:
El caso es, que después de ver en postal cibernética a este chico y tras tener alguna que otra charla por la telefonia,siempre me dije que tenia algo especial.
Para muestra ya sabeis lo que se dice... basta un botón..¡¡ pero hay amigos... este muchacho es una tremenda bobina para poder coser ese botón.
Juan urrutia,no esperaba menos de ti.
Un fuerte abrazo de tu amigo y enhora buena por entrelazar esas imágenes a esta web que son todo un logro personal por tu parte.

Pedro

SAR-DINA dijo...

BUENAS TARDES JUAN ,AUNQUE YA HABIA LEIDO EL REPORTAJE Y VISTO EL VIDEO NO TE PUDE ESCRIBIR MIS COMENTARIOS NI IMPRESIONES POR FALTA DE TIEMPO Y NO DE GANAS,POR QUE POR DESGRACIA AQUI ESTE CRISTIANO LOS SABADOS Y LOS DIAS QUE SE SUPONE DIOS DESCANSO, A UNO LE TOCA CURRAR, QUE SE LE VA HACER, YA ME LO DECIA MI MADRE "ESTUDIA SI NO QUIERES TRABAJAR LA TIERRA" EN VISTA DEL RESULTADO CREO QUE OS HABREIS DADO CUENTA CASI TODOS QUE ME PASE MAS TIEMPO ENTRE FUTBOLINES QUE ENTRE LOS LIBROS JAJAJA, BUENO DECIRTE QUERIDO AMIGO JUAN, QUE CADA VEZ TE SALES MAS, ERES EL "RODRIGUEZ DE LA FUENTE" DE LA ESPAÑA PROFUNDA, ESA QUE OCULTA ESOS MAGNIFICOS RIOS, QUE SOLO SALEN POR TELEVISION, CADA VEZ QUE SE DESBORDAN,EN VEZ DE MOSTRARLOS Y SACAR TANTAS PROPAGANDAS, PARA QUE LOS ESPAÑOLITOS DE A PIE, PUDIESEN DISFRUTAR DE LOS TESOROS QUE NUESTRO PAIS ESCONDE,PERO GRACIAS A REPORTEROS Y REPORTAJES COMO LOS QUE TU HACES NO SE QUEDAN EN EL OLVIDO.REFERENTE AL 68 DECIRTE QUE ES UN CARRETE DE LOS QUE MAS ME GUSTA EN CUESTION DE ESTETICA Y DISEÑO, PERO YO COMO ANIMALITO DE COSTA QUE SOY, QUE NO ME QUITEN EL TARZAN DE MI SACO,JEJE, BONITO REPORTAJE SOBRE ESE LUCIO, AQUI EN CANARIAS NO LOS VEO NI EN FOTOS PERO ME IMAGINO QUE SU LUCHA DEBE SER PARECIDA A LA DE LA BICUA, MAS CONOCIDA POR LOS PESCADORES COMO LA TEMIBLE BARRACUDA.AQUI SE PUEDEN COJER DESDE DOS KILOS HASTA LOS OCHO KILOS ES LO MAS NORMAL PERO HAY EJEMPLARES COJIDOS POR PESCADORES DE COSTA DE HASTA 18KG, RAROS PERO "AVELOS AHINOS".SIN MAS MI ENHORABUENA POR EL ARTICULO Y EL REPORTAJE Y UN ABRAZO JUAN,SALUDOS A TODOS LOS NOSTALGICOS.(disculparme por lo de la letra en mayusculas pero cuando me di cuenta ya iva por la mitad y me daba perece borrarlo,jaja)

Anónimo dijo...

Juan eres un crac , y gracias por todo lo que aces , y también por los dibujos , visitar esta pagina http://pescadoradagigante.blogspot.com/ por favor pido a los sagarristas que necesito apoyo para hacer un libro sobre la dorada con José Luis por favor dejar comentarios nos hace falta y gracias a todos . RAUL MARIO .

Anónimo dijo...

Gracias a todos. Me vais a poner colorao, queridos amigos. Sinceramente me resulta muy grato colaborar con esta página, es un lugar donde me encuentro muy cómodo, entre buenos compañeros de afición.

Raúl, no hay de qué, ya me contarás si te gustan.

Un fuerte abrazo para todos.

Juan Urrutia

Anónimo dijo...

Que Excelente artículo !!!! Queremos felicitar al WebMaster de este site por mantener en vigencia los escritos de Juan Urrutia.
Aquí en nuestra ciudad - en las reuniones de la barra pesquera de Crucesita/Sarandí - siempre comentamos los temas graficados en esta web.
Cordialmente.

Jorge Omar Santo Scorpino
ARGENTINA