Turkana material de pesca y los mejores plomos

Último programa de radio de dialdepesca.com

sábado, 28 de mayo de 2011

Carretes cortados Sagarra por JP en Portugal al estilo Lau Escamilla


SAGARRA CORTADOS EN LISBOA POR JP
Por José Luis Lago/Lau Escamilla/ Pedro Altaba


Como ya se ha dicho en más de un artículo de este blog, los Sagarra cortados fueron una pequeña remesa que realizó Manel Llorens para sus amigos y distribuidores de confianza. Estos carretes cortados muestran las partes interiores de engranajes para ver como si fueran rayos X el interior de la maquinaria.





FOTOS DE JOSÉ LUIS LAGO DE LOS CARRETES SECCIONADOS POR MANEL LLORENS, QUE CONSERVA AÚN EL DUEÑO DE LA FÁBRICA



Según el propio dueño de la fábrica, don Manel Llorens, él mismo realizó entre 10 a 12 unidades, fallándole un poco la memoria sobre los datos de los carretes exactos que llegó a preparar cortándolos por ciertas partes. Lo que sí que se acuerda es que cada unidad le llevaba unos dos días de intenso trabajo, pues hubo que cortarlos, limarlos, montarlos… una ardua y lenta labor artesanal. Alguna vez que sugerí a Manel la posibilidad de hacer alguno, la verdad que no le vi con mucha intención de ello, posiblemente por el recuerdo del largo y artesanal trabajo que le quedaría por delante.En un viaje a Portugal de diciembre de 2008 entrevisté a Julio Pais, el último artesano de carretes que fabrica sus peculiares modelos en su pequeño taller de Lisboa. Me entregó un carrete cortado de sus JP en agradecimiento a mi visita y el reportaje para Pescamar que ya salió en la revista, así como en este blog.


FOTOS DEL CORTADO DE JP QUE ME REGALÓ EN LISBOA Y QUE ME DIO LA IDEA DE ENVIARLE UNA REMESA PARA PREPARAR UNA PEQUEÑA TIRADA DE SAGARRA

En base a nuestra amistad que se fraguó en esta cita, que produjo en él un merecido reconocimiento, empecé a tentarle sobre la posibilidad de cortar Sagarra, un encargo que también tenía sus riesgos por el envío vía Correos hasta Lisboa de un carrete de la colección, la posibilidad que en el intento se produjese un desastre o rotura del carrete, pérdida del carrete por parte de Correos, que lo cortase mal…etc.

Ni que decir tiene que el bueno de JP se comprometió conmigo por el agradecimiento por mi visita. Los portugueses no dicen “gracias” como en España, dicen “obrigado”, que significa que están obligados a devolver el favor y la amistad. Sin duda JP ha cumplido con su “obrigado” de sobras, como contaré más adelante. Coincidió también con la publicación en Portugal de la versión de su entrevista en la revista “O mundo da pesca”, lo que imagino hizo que estuviese aún más dispuesto a devolverme el favor.

En uno de mis contactos con Lau Escamilla, le ofrecí la posibilidad de hacer este cortado en conjunto, o sea enviar entre ambos un paquete para amortizar gastos y compartir riesgos, decepciones o asumir aquello que nos llegase desde el viento luso: bien aire fresco con la llegada de una gran pieza de museo o sufrir un temporal interior tras un desastre. Creedme bien: asumimos un riesgo, no precisamente por la falta de honestidad de JP que es un caballero, pero todos sabemos que todo lo que lleve a un desperfecto o pérdida de un Sagarra subiría el ácido úrico a niveles peligrosos a cualquier Nostálgico.

En nuestro primer paquete a Portugal además de Lau se sumó nuestro amigo Gergo Matyas, que además de enviar su unidad, ¡¡¡TENGO QUE AGRADECERLE!!!! que me regaló el carrete “Modelo 80” que envié a cortar, así como el trabajo fino y delicado de reconstrucción de Lau, que es un auténtico perfeccionista para obtener el resultado espectacular.

Lau como siempre, como gran coleccionista Sagarrista, tuvo la primera gran idea: desmontar el motor interior, manivela y enviar únicamente el chasis…la mínima expresión del carrete. De este modo además de facilitar el trabajo de corte a JP, ¡¡COSTARÍA MENOS EL ENVÍO A PORTUGAL AL LLEVAR MENOS PESO EL PAQUETE!!

Y además Lau puso en práctica una idea muy interesante: hacer los cortes de manera diferente a los de los pocos carretes cortados por Manel Llorens. De este modo se conseguiría hacer unos modelos diferentes, y sobre todo se pretende ¡QUE NADIE NOS ACUSE DE QUERER HACER O TENER PLAGIOS, NUESTROS CARRETES JP SON DIFERENTES A LOS DE MANEL, Y ASÍ LO ATESTIGUAMOS EN ESTE BLOG, PRECISAMENTE PARA QUE SI UN DÍA ESTOS CARRETES PASAN A OTRAS MANOS DE LAS NUESTRAS, SE SEPA SU VERDADERA PROCEDENCIA, ORIGEN E INTENCIALIDAD!

Con este fin Lau le mandó también en el paquete un esquema en donde en unos dibujos marcaba los puntos y zonas que tenía que cortar tras ver un auténtico cortado de Manel en fotografías.

Ya enviada la chatarra desmontada a Portugal, la siempre difícil comunicación con nuestro amigo portugués por mi parte por teléfono. Yo que domino el gallego, y voy cada año a Portugal de vacaciones, tuve algún que otro problema comunicativo con él por teléfono, ya se sabe, hay gente con la que te entiendes mejor.

Sin embargo, tras una larga espera –los portugueses son más tranquilos que nosotros, se lo toman todo más con calma- llegaron por fin a la casa de Lau, el tesoro Luso-Sagarrista. Unos auténticos cortados que hubo que perfeccionar, pues el pintado en rojo que hizo de los cortes JP se salía por los lados, algún que otro lógico rayazo con la máquina de cortar… pero obtuvimos por un PRECIO IRRISORIO, una joya muy valiosa para nuestra colección. Para que os deis cuenta la segunda petición a JP: nos costó únicamente 50 euros por carrete, precio en el que se incluye todo: envío desde nuestras ciudades de España a Granada, posterior envío desde Granada a Lisboa, corte en Portugal del carrete, envío desde Lisboa a Granada, y desde la ciudad de la Alambra costes de envío de nuevo hasta nuestra casa ¡¡TODO ESTO POR 50 EUROS UNIDAD!!. El desanodizado o plateado de los carretes fue un presente de Lau que agradecemos. Lógicamente al ser en cooperativa, los gastos de envío España-Portugal y viceversa se economizaron bastante.

Aún tengo dudas si el precio de JP fue especial para mí precisamente por su fiel seguimiento al lema “obrigado” ya que siempre él siempre me dijo que sería “va a ser poca cosa, para pagar la electricidad”, y la realidad es que fue un coste que en España se podría disparar por 6 veces, si es que se encuentra a alguien dispuesto a hacerlo y que encima lo haga bien.

Con JP contábamos con alguien conocedor del tema, fabricante de carretes, y que hizo sus propios cortados.

Realmente hace falta una maquinaria pesada para este fin, y una punta de diamante fuerte para cortar de manera eficaz y exacta el metal.

Segundo pedido

Animados por el buen éxito de la iniciativa, realizamos posteriormente un segundo encargo, en el que además de Lau y yo mismo, se sumaron Pedro Altaba y Ángel Corrochana.

Lo enviamos a finales de 2010 con la intención que los carretes llegaran para regalo de reyes magos. Pero el encargo se retrasó un pelín. En este caso, por lo que sea JP nos envío el material ligeramente rayado, además que algún que otro corte no se ajustaba a lo previsto o indicado por Lau en la primera ocasión.


Esto hizo que nuestro amigo Granadino tuviese que echar mano de su gran destreza en los carretes, y sus contactos para conseguir piezas para ponerlo a punto totalmente. Para disimular los inevitables rayazos que quedaron en el cuerpo del carrete Lau hizo su proceso de desanodizado, o sea poner el metal sin pintura consiguiendo que el metal quede en aluminio gris a la vista.


El resultado tras un laborioso encaje de artesanía sagarrista es el que está a la vista en estas fotografías: sencillamente espectacular, sin duda parece una joya con este bello plateado.

Y aquí, por nuestra parte: J LUIS, LAU, ALTABA, GERGO Y ÁNGEL cerramos nuestra etapa de envíos para cortar carretes con JP a Lisboa. Si algún amigo quiere hacerlo, aquí aporto aquí los datos de JP y nuestra experiencia en esta crónica. Nosotros contamos cómo lo hemos hecho, pero este blog únicamente informa de esta posibilidad, no tendremos relación ninguna con lo que os pueda pasar, pues nosotros también asumimos los riesgos, (no precisamente por la demostrada honestidad de JP que para nosotros ha quedado fuera de toda duda) pero sí por otras causas como los posibles resultados, retrasos del envío, confusiones entre el español y el portugués, precio final…etc.

















1 comentario:

Anónimo dijo...

Fantástica crónica e increíble el resultado final de cortar los Sagarra, una maravilla. Gran trabajo de JP a la hora de cortar los carretes, pero además se ve a la legua los acabados "LAU", espectaculares, precisos y preciosos, como siempre, os felicito a todos de corazón por el resultado obtenido y que no hace sino agrandar las posibilidades del coleccionismo.

Luis Cuervo